El guardián invisible, de Dolores Redondo

Leído

destinoFecha de lanzamiento: 15/01/2013
Número de páginas: 440

Primeras líneas:Ainhoa Elizasu fue la segunda víctima del basajaun, aunque entonces la prensa todavía no lo llamaba así. Fue un poco más tarde cuando trascendió que alrededor de los cadáveres aparecían pelos de animal, restos de piel y rastros dudosamente humanos, unidos a una especie de fúnebre ceremonia de purificación. Una fuerza maligna, telúrica y ancestral parecía haber marcado los cuerpos de aquellas casi niñas con la ropa rasgada, el vello púbico rasurado y las manos dispuestas en actitud virginal.

Sinopsis: En los márgenes del río Baztán, en el valle de Navarra, aparece el cuerpo desnudo de una adolescente en una circunstancia que lo relacionan con un asesinato ocurrido en los alrededores un mes atrás.
La inspectora de la sección de homicidios de la policía foral, Amaia Salazar, será la encargada de dirigir una investigación que la llevará de vuelta a Elizondo, una pequeña población de la que es originaria y de donde ha tratado de huir toda su vida. Enfrentada con las cada vez más complicadas derivaciones del caso y con sus propios fantasmas familiares, la investigación de Amaia es una carrera contrarreloj para dar con un asesino que puede mostrar el rostro más aterrador de una realidad brutal al tiempo que convocar a los seres más inquietantes de las leyendas del Norte…

Opinión personal: Llevaba muchísimo tiempo queriendo empezar con esta trilogía, ya que además de tener una sinopsis realmente interesante, todo lo que he leído de ella es más que positivo, y lo cierto es que no descarto realizar la ruta turística que existe desarrollada a raíz de las novelas de Dolores Redondo en mi próxima visita al norte.

El pistoletazo de salida se produce con el hallazgo del cadáver de una chica, que por rasgos similares hace reabrir el caso de otro descubierto un mes antes. Ambos cuerpos presentan similitudes; además de ser chicas jóvenes y de la misma zona, fueron, por ejemplo, ahorcadas con una cuerda de similares características y los zapatos de ambas fueron encontrados a pie de carretera, indicando el camino para llegar a ellas. Gracias a este segundo hallazgo, el novio de la víctima, encarcelado desde entonces, queda libre de sospechas y puede empezar a considerarse la existencia de un asesino en serie en la región.

La encargada de resolver el caso es la inspectora Amaia Salazar, que debe volver a su pueblo natal para investigar las posibles pistas que le ayuden a resolverlo, lo que le llevará a revivir sus propios fantasmas. Le acompañará su equipo para ayudarle a esclarecer todas las incógnitas, y su marido, para visitar a su familia política además de apoyar a su mujer en la resolución de los crímenes. Allí se reencontrará con su tía Engrasi y sus dos hermanas, Ros y Flora, tan diferentes entre si que conseguirán hacernos preguntarnos si realmente pertenecen a la misma familia.

Respecto a la construcción de los personajes, es muy sencillo sentir empatía con la inspectora, es un personaje cálido y comprensivo que nos muestra a partes iguales su vertiente más humana y su lado más profesional, así como James, su marido, el compañero perfecto. También están muy bien construidos los familiares de Amaia, permitiéndonos formar sin ningún esfuerzo una imagen mental de cada uno de ellos, llegando a sentirlos realmente cercanos a nosotros, viviendo de primera mano y de manera muy real los conflictos y rencores del pasado que les sigue acompañando en el día a día.

Me ha parecido muy enriquecedor los breves flashbacks que la autora va haciendo de 1989 para conocer a la Amaia de nueve años y los hechos que tuvo que superar, los cuales tendrá que enfrentar con su vuelta a la comarca, convirtiéndose así en una tarea pendiente más tan importante como capturar al asesino.

La parte más interesante del libro, que realmente lo hace una novela policíaca diferente y única, es la gran carga de tradición y leyendas de la zona del Baztán, que nos permite conocer desde los paisajes a los mitos de la región, pasando por las leyendas y tradiciones que se han perpetuado generación tras generación, todo ello explicado de mano de los personajes con historias humanas y experiencias propias. Sin duda un gran acierto, aún más consolidado por la maestría con la que la autora dosifica y presenta los hechos sobre los que se ha documentado excelentemente, al igual que lo ha hecho sobre los temas más profesionales.

Valoración personal: 8,5/10

 

Anuncios

8 comentarios en “El guardián invisible, de Dolores Redondo

  1. Me gustó muchísimo esta novela y también la segunda, estoy deseando leer la ultima que esta apuntito.
    Respecto a las visitas a Elizondo, te lo recomiendo… Yo he vivido la mayor parte de mi vida a pocos KM y conozco la zona…El Baztan tiene un encanto especial que Dolores a recreado con magestría
    Un beso

    Me gusta

    1. ¡Que bien! La verdad es que lo que he podido conocer del norte (yo soy de Sevilla) me encanta, así que seguro que lo disfrutaría :)
      Y ahora a por el segundo, para estar lista para leerlo en cuanto salga el último :)
      ¡Saludos!

      Me gusta

  2. Este me gustó, me pareció un libro francamente entretenido con una buenísima mezcla entre novela negra, toques paranormales… incluso saga familiar. He leído también el segundo y me encuentro esperando al desenlace
    Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s